Los hombres me explican cosas, Rebecca Solnit

La violencia doméstica, el mansplaining, la cultura de la violación y el derecho sexual están entre las herramientas lingüísticas que redefinen el mundo con el que muchas mujeres se encuentran cotidianamente y abren el camino para comenzar a cambiarlo.


sonit

Traducción de Paula Martín · Capitán Swing, 2016.

[*En esta entrada confluyen mis impresiones después de leer el libro de Rebecca Solnit, su mensaje y cómo este dialoga con diversos fragmentos de las reflexiones de la socióloga y feminista Charlotte Perkins Gilman, nacida en 1860]

El mansplaining es la punta del iceberg. Es el primer paso para silenciar a las mujeres, para minar su confiaza. Y así aislarlas hasta que desaparezcan sus voces. Un desprecio hacia la opinión de las mujeres que ya vienen denunciando escritoras a lo largo de los siglos. Por eso Rebecca Solnit nos explica su Virginia Woolf o relee a Susan Sontag. Por eso es importante escuchar a las que nos precedieron.

When women suggest that it could be done differently, their proposal is waved aside -they are “only women” -their ideas are “womanish”. [En The Man-Made World]

Lo que nos cuenta Solnit no nos es ajeno ya que estamos acostumbradas a que la opinión masculina sea siempre la de los expertos, la que hay que escuchar y respetar; la voz canónica y profesional, ¿incuestionable?. Por supuesto que la tenemos que cuestionar pero es bien difícil hacerlo cuando te han ridiculizado o amenazado por defender tus ideas; cuando han eliminado toda influencia femenina en la historia, dejándote desarmada.

Fiction, under our androcentric culture, has not given any true picture of woman’s life, very little of human life, and a disproportioned section of man’s life. [En The Man-Made World]

Primero fue Casandra, la representación perfecta de cómo destruir la credibilidad de las mujeres. “Las mujeres son mentirosas por naturaleza.” Ahora repítelo una y otra vez hasta que se convierta en la norma. Luego está esa manía de tergiversar las palabras de las mujeres; no aceptar el no. El no que es porque nuestra opinión no cuenta. Sabemos que esto no nace de un día para otro. La educación y aleccionamiento al que nos someten ha surtido su fruto durante demasiados siglos, no grites, cierra las piernas, busca siempre la aprobación masculina. Deja que crezca esa costra monstruosa de inseguridad alrededor de tu libertad.

This ultra lilltleness and ultra femaleness has been demanded and produced by our Androcentric Culture. [En The Man-Made World]

ana teresa fernández

“Telaraña”, Ana Teresa Fernández. Cuadro al que Solnit hace referencia en su artículo “Abuela araña”.

We have a world wherein men, industrially, live in the twentieth century; and women, industrially, live in the first -and back of it. [En The Man-Made World] 

Después llega la invisibilización física: el velo, relegarnos al espacio del hogar. Allí donde nadie nos ve, ni nos escucha. Y que no se te ocurra quejarte o defender tus derechos. Serás una histérica. Maldita palabra que ya en su significado no puede ser más machista. Silenciar también se consigue aislando. Una mujer sin referencias, sin árbol genealógico femenino está sola. De ahí que se elimine la influencia de las mujeres artistas. Si todo esto no sirve y ellas acaban descubriendo su genealogía, y junto a otras defienden sus derechos en las redes sociales, llegarán las críticas y las amenazas que solo son otra manera de decir CÁLLATE.

Harriet Martieau must conceal her writing under her sewing when callers came, because “to sew” was a feminine verb, and “to write” a masculine one. Mary Someville must struggle to hide her work from even relatives, because mathematics was a “masculine” pursuit. [En Women and Economics]

El mansplaining es el resultado de una  educación que da el poder a los hombres y el descrédito a las mujeres, relegadas a un plano secundario. Pero solo es el principio. Las agresiones hacia las mujeres buscan su silencio y sumisión. Una mujer que tiene miedo a salir por la noche o a viajar sola es vulnerable. Vulnerable, vulnerable y vulnerada hasta llegar a la forma más extrema de anulación: el asesinato.

A woman, a spaniel, and a walnut-tree –the more you beat ‘em, the better they be. [Handbook of Proverbs of All Nations, en Women and Economics]

rebecca solnit elle

Rebecca Solnit (San Francisco, 1961) · Elle

Los hombres me explican cosas es una colección de ensayos sobre todas las maneras que existen de invisibilizar y anular a las mujeres en nuestra sociedad; Solnit se apoya en ejemplos mitológicos e históricos, en anécdotas de su vida personal y en terribles sucesos recientes para denunciar esta condena del silencio, degradante y violenta. Sin embargo, frente a los continuos obstáculos que nos limitan, permanece la esperanza. La esperanza de la lucha y la revolución que es el feminismo. Por eso, entre novelas con historias apasionantes, resulta muy estimulante introducir ensayos feministas de este tipo que nos recuerdan las lagunas de nuestro conocimiento y nos dan las armas necesarias para cambiar nuestro futuro y defender nuestra libertad.


“Sus demandas de liberación de la mujer no eran únicamente el que pudiesen realizar parte de las tareas institucionales que hacían los hombres, sino el tener total libertad para vagabundear, geográfica e imaginariamente”, Virginia Woolf.

Anuncios

6 comentarios en “Los hombres me explican cosas, Rebecca Solnit

  1. eibi82 dijo:

    TREMENDA!
    Emma, brillante análisis!! Es que me has dejado sin palabras!! Si ya tenía ganas de leer el libro, después de tus impresiones, han aumentado muchísimo más y es que da gusto leerte!!
    Junto con Solterona de Kate Bolick, Los hombres me explican cosas, me parecen de esos libros de cabecera a los que volver constantemente como un apoyo, como un ejemplo de sororidad en esos momentos en los que parece que estamos solas ante toda esa marabunta de comentarios machistas que intentan ridiculizarnos.
    Para mí son como una herramienta, una estrella polar (igual que tu blog) a la que acudir , que me da fuerza y me recuerda constantemente que: “eh! no estamos solas”, que no somos histéricas (palabra horrorosa, estoy de acuerdo contigo), y que no podrán silenciarnos…
    Gracias Emma, por regalarnos libros y reflexiones tan potentes!
    Un abrazo enorme!

    Le gusta a 1 persona

    • writtengirl dijo:

      Muchas gracias!! Es muy necesario encontrar estos libros que nos acompañan y ayudan a hacer piña. Este en concreto tiene unos ensayos centrales, sobre Virginia Woolf y Sontag que muestran a la Solnit lectora y el poder que las escritoras tienen en nosotras para ayudarnos a reflexionar y cuestionar los prejuicios.
      Qué suerte tenemos de estar tan bien rodeadas de escritoras.
      Un abrazo ^^

      Le gusta a 1 persona

  2. Lidia dijo:

    Hola, Emma.
    Descubrí tu blog gracias a Ani (eibi82) y ¡vaya si me estás descubriendo lecturas interesantes!
    No conocía el libro y sí, lo leeré, ¿cómo no hacerlo? Son necesarios porque muestran el detalle: dónde empieza y dónde termina la educación machista, la condescendencia, las conductas que nos hacen más sumisas y más frágiles o como has dicho, más vulnerables.
    Gracias por la entrada (y las reflexiones y argumentos) y sobre todo gracias por descubrirme este libro.
    Bss.

    Le gusta a 1 persona

    • writtengirl dijo:

      Muchas gracias por pasarte por este espacio. Y es que de menudo lugar vienes…que en el Ajuste de Letras ya estamos como en casa :).
      De este libro lo mejor es su actualidad porque ayuda a reflexionar sobre sucesos muy recientes, Y de ahí va a los puntos centrales que tu mencionas, el origen del machismo.
      Gracias a ti por tu comentario. Ya me contarás si te animas con él; también es muy recomendable el que meciona Anita de Solterona (Kate Bolick) porque mezcla experiencias personales y biografías de escritoras 🙂

      Me gusta

  3. raquelrahel dijo:

    ¡Hola Emma! Ayer me hice con este libro. Lo veía, lo hojeaba, lo dejaba (tengo tantos pendientes por leer…) pero finalmente ayer, tras leerte, me acompañó a casa. Gracias, muchas gracias, por dar visibilidad a estos libros-joyita, por sacarnos de nuestra zona de confort, por hacernos plantear cosas en las que no profundizaríamos de no ser por libros como este.
    Un placer leerte, como siempre.

    Me gusta

    • writtengirl dijo:

      Gracias por tus palabras. Espero que encuentres algo enriquecedor en las reflexiones de Solnit que arrojan luz y también aliento a eso tan bonito que llamamos sororidad. Un placer aportar algo a ese descubrimiento, sobre todo a ti que tantos libros-joya nos estás dando a conocer ^^ (la pila de pendientes temblando y el hype alto). Un abrazo 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s