Un viaje de novios, Emilia Pardo Bazán

El mundo es ancho para los hombres, pero angosto, agosto para las mujeres.


Reconozco que había retrasado a propósito el momento de leer esta novela, pero estaba haciéndome ojitos en la biblioteca, tan accesible, que me lancé a por ella. Esperaba una novela más superficial, quizás más ingenua que sus novelas de madurez. Como suele pasar, me equivocaba; parece que el ingenio de Doña Emilia la acompaña desde siempre y os aseguro que esta historia es una joyita injustamente olvidada. De hecho, es la novela perfecta para desmontar todos los prejuicios que cualquiera tenga con la autora.

libro

 

¿Es Doña Emilia una escritora conservadora? No. Aunque algunos finales sí son convencionales (para intentar esquivar críticas y censuras), las tramas son originales y reflejan de manera realista la situación de las mujeres. Escribió sin corsé estilístico, adaptándose a las tendencias, y no tiene reparos en denunciar la represión a la que son sometidas las mujeres. En este caso, una chica recién casada conocerá a Artegui, un hombre más joven (y por lo que cuenta la autora, muy guapo ¡Ay! ¡Lo que le gustan a Emilia unos buenos rizos!), también con cierto aire de misterio, que acompañará a Lucía en sus primeros días en Bayona. Su compañía irá despertando en Lucía sentimientos nuevos, reprimidos, pero que no podrá olvidar ni con el reencuentro con su marido, por el que no siente la más mínima atracción.

 

Le dedicaban a la escritora estos versos:

Cuando leo tus escritos / siempre exclamo al terminar / “¡Válgame Dios y qué agallas! / Tiene la Pardo Bazán!”

 

¿Un viaje de novios (1881) es una novela cursi? Para nada. La pluma emiliana no se conforma con un planteamiento simplón o remilgado de las relaciones amorosas; expone un conflicto sentimiental de esa mujer que ni puede ni debe y que tiene que guardar las apariencias con todo lo que eso conlleva. El malestar interior irá haciéndose visible en el estado de ánimo e incluso en el rostro de Lucía, más apagada y melancólica desde la marcha de Artegui. Observando a los personajes, vemos el contraste entre los hombres que tienen derecho a divertirse mientras las mujeres que tienen el deber de cuidarlos y ocultar todos sus deseos. ¡Qué novedad!

¿Miranda? ¿Miranda? Será un pillo, un condenado; ¡todos los hombres son unos condenados! Que los parta un ra…

Emilia Pardo Bazan 16 años

 

¿Son sus novelas religiosas? Emilia Pardo Bazán era una mujer con profundos sentimientos religiosos. También Lucía siente una gran devoción que la mantiene en un estado de resignación constante. Sin embargo, no es de piedra y acabará perdiendo la paciencia en su matrimonio. Tampoco estas creencias impidieron que la escritora se separara de su marido y viviera su vida libremente. Así que, aunque siempre hay menciones a la religión o al clero, no es una característica que limite o condicione ni sus obras ni su pensamiento moderno.

 

¿Defiende el amor tradicional? Aunque narre el matrimonio concertado entre un hombre mayor y una adolescente porque era habitual, no significa que trate el amor de manera tradicional. Más bien lo contrario: no se corta al describir la violencia del marido hacía Lucía en un ataque de celos. Desgraciadamente esa violencia era muy común, pero en las novelas no se hablaba de ello. Si fuera tradicionalista y edulcorada, pasaría de puntillas por los aspectos más agresivos y desagradables de una relación. Por eso, gracias a Doña Emilia el machismo y el maltrato pasan a documentarse en la literatura. También será un altavoz del deseo de las mujeres:

Yo le quiero como una loca, desde Bayona…desde que le vi […] Creía yo que una mujer casada solo puede querer a su marido…[…] Esto ha sido como si un rayo me abrasase toda.

Todavía será más explícita en su planteamiento feminista en Insolación: un alegato por el derecho a amar libremente. Las dos novelas y los paralelismos con episodios de su vida, nos sirven para trazar la evolución de Emilia Pardo Bazán, como mujer y como escritora.

 

VICHY-Estacio-Thermal-francia-talasoterapia¿Sus novelas solo tienen lugar en Galicia? Claro que no. Emilia Pardo Bazán fue una viajera incansable y precisamente su estancia en el Balneario de Vichy le ofreció el escenario perfecto para la novela que estaba escribiendo: Un viaje de novios. De León partiremos hacia Vichy con una parada en Bayona. El viaje terminará en París, concretamente en la rue Rivolí, donde los personajes destaparán sus verdaderas intenciones.

 

¿Todas sus novelas son realistas? Ella defendía el realismo al estilo español, ese que unido a su capacidad observadora convierte sus novelas en retratos de su época y nos ayudan a reescribir el siglo XIX.  En este caso, al ser una novela casi primeriza, el realismo comparte espacio con aspectos románticos como lúgubres ambientes y pensamientos sobre la muerte y el suicidio. A lo largo de toda su obra puede verse la evolución de la literatura, pues puso en práctica todos los estilos que estaban de moda.

¡Y cuán grata debía de ser la muerte, si parecía a la de las hojas: la muerte por desprendimiento, sin violencia, representando el paso a más bellas comarcas; el cumplimiento de algún anhelo inexplicable, oculto, allá en el fondo de su ser.

Que nadie espere una novela predecible en los temas, ya que pasa de la última moda en París, a reflexiones filosóficas o incluso a cuestionarse si habrá vida extraterrestre mientras los jóvenes contemplan el cielo estrellado de Biarritz.

Para terminar, hay dos novelas que guardan mucha relación con un Viaje de novios y que quiero recomendaros:

 

  • El triángulo amoroso, la expresión de los deseos de una mujer y la idea tentadora del suicidio me trajo a la mente El despertar (1889) de Kate Chopin, una narradora brillante y feminista.
  • Si pensamos en literatura de viajes, ¿que historia se nos viene en la cabeza? Espero que a partir de ahora penséis en El perseguidor (1917) de Carmen de Burgos; es esta una historia breve sobre una mujer que viaja sola por varias capitales europeas y empieza a sospechar que un hombre la persigue cada noche.
Anuncios

Los comentarios están cerrados.

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: