#DoñaEmiliaRocks se independiza

emilia

Hace justo un año Adopta una autora comenzaba oficialmente y su blog empezó a llenarse de artículos sobre escritoras, mientras el resto de adoptantes ultimábamos nuestras entradas para el gran despegue en enero.  En todo este tiempo he aprendido y disfrutado con Emilia Pardo Bazán, compartiéndola con vosotrxs. Gracias por todo el apoyo y el entusiasmo con el que recibís sus entradas, sois el motor.

Sin embargo, me he dado cuenta de que lo poco que la conocemos y leemos no es solo por desconocimiento, sino sobre todo porque es muy difícil encontrar algunas de sus obras. Por ejemplo, su biografía más completa o sus textos feministas están DESCATALOGADOS. Siento que por mucho que hablemos de sus logros literarios, nos damos contra un muro al buscar sus obras y el trabajo queda a medias.

Existen muchísimas ediciones de Los pazos de Ulloa, pero ¿qué pasa con el resto de sus novelas? Hay dos colecciones de cuentos que comparten prácticamente el mismo índice y ¡escribió más de 500! En vez de ediciones actuales y anotadas que nos animen a leerla, sus libros aparecen como “no disponible” o en ediciones desfasadas que no hacen justicia a una escritora adelantada a su tiempo. Aunque su obra se puede descargar gratuitamente, siendo realistas, lo que nos gana es el libro físico (con estudio de la obra, notas…), y ahí es donde habría que mejorar.

Como adoptante, mi objetivo era dar a conocer a Emilia Pardo Bazán y, a la vez, también me gustaría facilitar a la gente el acceso a su obra e impedir que la acabemos olvidando entre aniversario y aniversario. Así que después de unos meses dándole vueltas, ha llegado el momento de ponerse manos a la obra y ofrecer a Doña Emilia el espacio que se merece: #DoñaEmiliaRocks, un blog propio para hablar de su vida y acceder a sus textos, investigaciones sobre su obra, curiosidades, además de los artículos que seguiré subiendo para Adopta una autora. Si The Written Girl surgió como una necesidad personal de compartir todas las escritoras que iba descubriendo, #DoñaEmiliaRocks pretende ser una herramienta que todo el mundo pueda aprovechar para conocer a una de las escritoras más importantes de nuestra literatura. Por eso, agradecería cualquier sugerencia, inquietud o peticiones para convertirlo en un blog que realmente sea útil para encontrar información o dejarse inspirar por su vida.

¿Qué podréis encontrar en #DoñaEmiliaRocks?

La guía “Cómo ser mujer en el siglo XIX”: continúan las entradas del “Adopta” centradas en la relación entre sus novelas y la sociedad de la época.

Bio: episodios interesantes y curiosos de su vida, viajes, anécdotas, amistades y guerras literarias.

Novelas: reseñas e información práctica

Cuentos: como ya hice en la entrada de Halloween con sus cuentos de terror, iré agrupándolos y enlazando  los textos para que podáis “picotear”.

Curiosidades: obras de teatro, proyectos, celebraciones, actualidad sobre ella.

He tenido que esperar hasta ahora porque necesitaba confirmar una fecha importante y aunque los meses que se vienen serán muy caóticos, mi idea es tener la página lista en enero y ya en primavera comenzará a funcionar a pleno rendimiento. Ya podéis imaginar la ilusión (ay y nervios, nervios también porque quiero estar a la altura de Doña Emilia (;) que me hace crear algo relacionado con una escritora a la que admiro tanto ¡os invito a acompañarme en esta nueva aventura!

Además, durante diciembre en el blog será un mes temático de la autora con:

  • Cómo ser mujer en el siglo XIX (5) La femme fatale en La Quimera para Adopta una Autora.
  • Reseña de Viento del norte de Elena Quiroga. Novela de posguerra inspirada en Los pazos de Ulloa.
  • Recomendación: Los cuentos de Navidad y Reyes de Emilia Pardo Bazán.

 

Larga vida a #DoñaEmiliaRocks

 ¡Felices lecturas!

tumblr_orjltbks1V1vuibq7o1_500

Anuncios

Emilia Pardo Bazán: relatos a la luz de la luna

Llamamos inverosímil a lo inusitado, pero no hay acaecimiento extraño, monstruoso, espeluznante que no conozcamos por la realidad.


4680048_640px

Octubre se va apagando y eso significa que se acerca la noche más oscura y lúgubre del año. Para dejarme llevar por esta atmósfera inquietante, me he inventado una tradición nueva: leer un relato de Emilia Pardo Bazán cada noche, desde el martes 24, hasta Halloween. Una semana en compañía de esta escritora y de sus cuentos de misterio y fantasía, para disfrutar de su escritura y también de estas leyendas sobre la muerte y la magia. He seleccionado 8 cuentos para leer antes de ir a dormir, pero no os preocupéis, por lo que sé su humor rebaja la tensión y no habrá problema en conciliar el sueño. O eso espero. De los que he leído hasta ahora, mi favorito es La resucitada por eso lo dejaré para la última noche.

Este es el plan:

Le_dessous_de_cartes_dune_partie_de_whist

Ilustración de Felicien Rops para Las Diabólicas (D’Aurevilly)

Martes 24: El talismán.

Miércoles 25: El conjuro.

Jueves 26: La calavera.

Viernes 27: La emparedada.

Sábado 28: Eximente.

Domingo 29: El té de las convalecientes.

Lunes 30: El antepasado.

Martes 31: La resucitada.

*Si pincháis en el cuento os llevará directamente al texto. Todos los cuentos se encuentran fácilmente en Ciudad Seva o Cervantes Virtual.

 

Sed libres de iniciar esta tradición o leer los cuentos sueltos que os apetezcan. No digo nada sobre la trama de los relatos; así os podréis dejar sorprender por lo que esconden sus títulos.

Además, he elegido una lectura extra de otra escritora del siglo XIX (es un siglo que es una delicia en esta época del año): La mujer fría de Carmen de Burgos “Colombine” que promete altas dosis de decandentismo y femme fatale. La verdad es que mi TBR de lecturas misteriosas y terroríficas incluye otros títulos a los que espero hacer pronto un hueco:

 

¿Ya tenéis elegidas vuestras lecturas para Halloween?

PD. Me gustaría repetir esta improvisada tradición en marzo, la semana previa al Día de la Mujer, leyendo otros ocho relatos, esta vez de tema feminista. Eso sí, publicaré la lista de relatos con más antelación :).


¿No pensáis vosotros en el destino de las almas después que surgen de su barro, como la chispa eléctrica del carbón? ¿De veras no pensáis nunca, lo que se dice nunca? ¿Creéis tan a pies juntillas, como Espronceda, en la paz del sepulcro?

Emilia Pardo Bazán | Una guía de lectura

emilia-pardo-bazc3a1n_bealuke1

Ilustración de @BeaLuke

A estas alturas ya sabemos que Emilia Pardo Bazán fue una escritora prolífica que no temía género ni tema, y su insaciable curiosidad la llevó a probar todas las tendencias que surgían en Europa. Escribió tanto y tan variado que a veces podemos encontrar dificultades a la hora de elegir por dónde empezar con Doña Emilia. Por eso, os traigo una pequeña guía de lectura que espero pueda ayudaros a encontrar la obra que mejor encaje con vuestros gustos e intereses. O a lo mejor, que os anime a arriesgaros con algo totalmente diferente. Emilia tiene un libro que lleva tu nombre.

*

 

VIRGINIA WOOLF

Si os gusta el ensayo feminista y Una habitación propia es vuestro de libro de cabecera, vais a encontrar un material muy interesante en La mujer española. Es la recopilación de ensayos en los que Emilia Pardo Bazán denuncia la situación de las mujeres en España. También incluye cartas y cuentos de temática feminista.

Puede que estés atravesando una fase de crisis lectora y ninguna obra de ficción consiga llenar ese vacío. Quizás te interese conocer de primera mano la Historia de la Literatura con su ensayo La cuestión palpitante. En la época, su publicación montó un auténtico follón porque se entendió como una defensa del Naturalismo. Ni siquiera ella lo veía así, pero tuya es la reflexión final.

edith-wharton

¿Estás enganchada a las novelas de Edith Wharton o Charles Dickens? Entonces lo que te va es una crónica social que no escatima en críticas a la hipocresía de la sociedad o retratos de las miserias humanas. Su equivalente gallego es Los pazos de Ulloa. En este enlace está la entrada que dediqué a la novela, que trata temas como el maltrato a las mujeres.

solterona

 ¿Vibraste con Solterona el año pasado? Las vivencias de Kate Bolick y su defensa de la independencia femenina tienen mucho que ver con Feíta Neira, el personaje feminista de Memorias de un Solterón. En esta novela, Pardo Bazán reflexiona sobre el matrimonio y la emancipación de las mujeres a través de una joven rebelde que prefiere trabajar y rechaza el matrimonio.

Cubierta_TeaRooms¿Tuviste un flechazo instantáneo con Tea-Rooms de Luisa Carnés? Si es así, seguro que te quedaste con ganas de seguir leyendo las historias de las mujeres obreras. Debes saber que la primera obra sobre el proletariado la escribió Doña Emilia. La tribuna está contada desde la perspectiva de las trabajadoras de la Fábrica de Tabacos de La Coruña. De hecho, es fruto del trabajo de investigación de la escritora que entrevistó a las mujeres que allí trabajaban.

Si sientes una profunda atracción por los poetas malditos como Baudelaire o por el estilo oscuro de Oscar Wilde, La Quimera o La sirena negra son las opciones perfectas para ti. Las últimas novelas de la escritora gallega se tiñen de decadentismo y abordan temas más espirituales con gran protagonismo del arte y la muerte.

bovaryTodo el mundo sabe que eres fan de la novela clásica decimonónica y Madame Bovary está entre tus novelas favoritas de todos los tiempos. Doña Emilia, al igual que Flaubert, también llevó a la ficción el tema de la libertad amorosa de sus protagonistas en dos novelas: Un viaje de novios e Insolación. De esta última tenéis el comentario aquí.

¿Todavía nada? Si no te convencen estas novelas, puede que entre sus cuentos (escribió más de 600) encuentres tu flechazo. Según la temática, estos son algunos de sus relatos más famosos:

Policiaco: “La cana” o” En tranvía”; Violencia de género: “El indulto”; Galicia: “Cuentos de Marineda”; Misterio: “La madrina”, “Los zapatos viejos”, “El conjuro” o “La calavera”, Fantasía: “Fantasía”; Amor: “El fantasma”, “La perla rosa”; Navidad: “La Nochebuena del carpintero”, “Los magos”; Denuncia de la situación de las mujeres: “Náufragas”, “Banquete de boda”, “Champagne”.

Y para terminar, os dejo una lectura que nadie podrá rechazar: su recopilación de recetas en La cocina española antigua.

¡Qué os aproveche la lectura!

PD. No dudéis en comentarme vuestras impresiones emilianas, si os decidís por alguna de sus obras.

*Esta entrada forma parte del proyecto “Adopta una autora” para la visibilización de las escritoras. 


Próximas entradas

Septiembre: Cómo ser mujer en el siglo xix (4): La Tribuna y las mujeres obreras.

Noviembre: Cómo ser mujer en el siglo xix (5): La Quimera y la femme fatale.

Emilia Pardo Bazán | Cómo ser mujer en el siglo XIX (2)

EMILIA PARDO BAZÁN CONTRA LA HIPOCRESÍA: INSOLACIÓN.

insolación1

Magistral adaptación teatral de Insolación a cargo de Pedro Villora y Luis Luque (2015)

La hipocresía es uno de los temas omnipresentes en los textos de Doña Emilia. Tanto en sus cuentos como novelas el factor “guardar las apariencias” y el “qué dirán” determinarán los actos de los protagonistas. También sus artículos reflexionan sobre la doble moral a la hora de juzgar a las mujeres. En concreto, los siguientes:

“Hipocresía” (1909) De una anécdota de su propia experiencia surge este breve artículo sobre la hipocresía de la sociedad en lo que a las mujeres se refiere. Tras una visita al circo en la que pudo presenciar a una intrépida acróbata poner en riesgo su vida, recuerda a una aeronauta que también había arriesgado en su ejercicio. A pesar de estos ejemplos, sabe Doña Emilia que los autores seguirán hablando de la mujer como un “ser débil, tímido, dulce…” y poniendo el grito en el cielo al hablar de médicas o catedráticas.

“Contra la discriminación” (1911) y “En favor de la igualdad” (1914) se centran en la hipocresía de la justicia cuando le toca condenar a las mujeres. En el primero, una mujer condenada por fumar en público. ¿Su mayor delito? La parte pública, por supuesto. Si lo hubiera hecho en su casa, nada pasaría. “Pero delante de la gente…, es cosa que merece severísimo castigo […] Con esta clase de delitos suelen ser inflexibles nuestras celosas autoridades.” En el segundo, hace referencia al activismo de las sufragistas inglesas y critica que se las juzgue tan severamente cuando son consideradas, en todos los demás ámbitos, menores de edad. El hombre siempre está por encima de la mujer -más derechos, mejor educación-, mientras que las mujeres no pueden elegir nada de lo que les concierne y siempre están en manos de un hombre. Pero cuando hablamos de justicia las mujeres sí son responsables de sus actos e incluso se les aplican mayores penas.

insolacion-emilia-pardo-bazan.jpg

Por su parte, Insolación (1889) es una novela naturalista con un planteamiento muy moderno: una mujer habla de sus sentimientos y de una relación amorosa. Hasta entonces muchas historias pasionales se habían leído, pocas veces contadas en primera persona por una escritora. Tal fue el revuelo en la época que incluso la tildaron de pornográfica; Pereda se vio ultrajado espcialmente a causa de su narración con minuciosos pormenores sobre su manera de pecar –ejem, Sr. Pereda, se menciona una caricia-. Ya vemos que los críticos estaban más preocupados en desprestigiar a la autora que en comentar los aspectos estilísticos o temáticos. Se le suele atribuir una base autobiográfica, pues la propia Emilia había tenido una aventura amorosa con Lázaro Galdiano durante su relación con Galdós, a la que se refiere, en una carta al escritor, como “error momentáneo de los sentidos fruto de circunstancias imprevistas”. Con semejantes argumentos, ¿quién puede resistirse a Doña Emilia?

Insolación tiene como protagonista a Francisca de Asís, viuda de Andrade, que vive en Madrid en un ambiente privilegiado de cenas y reuniones de sociedad. Al conocer a Pacheco, un donjuán andaluz, su vida tranquila y discreta se tambalea y un poderoso sentimiento se apodera de sus actos. Esta sencilla trama da pie a una profunda y sensorial reflexión sobre la influencia del naturalismo en hombres y mujeres y cómo afecta a su comportamiento. La parte más reflexiva de la historia la representa Pardo, un señor gallego que diserta sobre la tendencia natural de los españoles a la barbarie. Y es que será un elemento natural, el sol que calienta la explanada en el día de San Isidro, el culpable de la censurable aventura que viven los protagonistas. Más adelante, en 1892, Emilia confesará: “¡Ah! No es la naturaleza, es la sociedad tal cual hoy se encuentra constituida quien acaso desequilibra a la mujer.” (“Del amor y la amistad”).

insolación

María Adánez y José Manuel Poga.

A Emilia Pardo Bazán se le presentaba un conflicto: mostrar de forma directa los encuentros entre los amantes u omitirlos y sobre ello reflexionará en la obra (metaliteratura hermosa):

 “Queda, eso sí, el recurso de presentarlas de forma indirecta, procurando con maña que no lastimen tanto como si apareciesen de frente, insolentonas y descaradas, metiéndose por los ojos. Así la implícita desaprobación del novelista se disfraza de habilidad.”

Sin embargo, eso no impide que nos ofrezca descripciones como esta, donde queda claro lo allí ocurrido sin que tenga que esconderse nada:

 “Por eso, y porque no gusto de hacer mala obra, líbreme Dios de entrar hasta que el sol alumbra con dorada claridad el saloncito, colándose por la ventana que Asís, despeinada, alegre, más fresca que el amanecer, abre de par en par, sin recelo o más bien con orgullo. ¡Ah! Ahora ya se puede subir. Pacheco está allí también, y los dos se asoman, juntos, casi enlazados, como si quisiesen quitar todo sabor clandestino a la entrevista.”

Modernas son las descripciones y las alusiones, sin reparos, de la protagonista al aspecto físico de Pacheco. También la introspección femenina sobre la moral, lo que está bien visto frente a lo que se desea libremente. Su mayor preocupación es que les vean los criados o los vecinos, que comenten, que juzguen los otros, el qué dirán. Será en una conversación con Pardo, donde se muestre más extensamente la opinión de la autora sobre la hipocresía de la sociedad y la doble moral:

“La mujer se cree infamada, después de una de esas caídas, ante su propia conciencia, porque le han hecho concebir desde niña que lo más malo, lo más infamante, lo irreparable, es eso; que es como el infierno, donde no sale el que entra. A nosotros nos enseñan lo contrario; que es vergonzoso para el hombre no tener aventuras, y que hasta queda humillado si las rehúye…De modo, que lo mismo que a nosotros nos pone muy huecos, a ustedes las envilece.”

El desenlace es más tradicional ya que solo el matrimonio de los amantes podría remendar los pecados cometidos, a ojos de la sociedad, claro. Ni con esas contentó a la crítica, pero nos deja un testimonio valiosísimo de su época. Queda claro que es una novela adelantada a su tiempo y marcadamente feminista al cuestionar la doble moral de la época y defender la libertad amorosa de las mujeres.

 

Fuentes:

Bravo-Villasante, Vida y obra de Emilia Pardo Bazán, Revista de Occidente, Madrid.

Pardo Bazán, Emilia, La mujer española y otros escritos (Ed. Guadalupe Gómez-Ferrer), Madrid, Cátedra, 1999.

Pardo Bazán, Emilia, Insolación, Madrid, Cátedra, 2005.

*Esta entrada forma parte del proyecto “Adopta una autora” para la visibilización de las escritoras.


Próxima entrada (mayo): Los Pazos de Ulloa: novela social.

Emilia Pardo Bazán | Cómo ser mujer en el siglo XIX (1)

EMILIA PARDO BAZÁN Y LA MUJER ESPAÑOLA

¿Por dónde empezar?

Si pensamos en los nombres más célebres de la literatura del siglo XIX en España se nos vendrán a la cabeza escritores, o lo que es lo mismo, la historia en masculino. A las mujeres de esta época no las conocemos más que por los personajes que salieron de la cabeza de otros hombres ilustres como Clarín-Ana Ozores, Flaubert-Emma Bovary o Tolstoi-Anna Karenina. El punto de vista único. Pero, ¿todas las mujeres piensan y actúan de la misma manera? Está claro que no. Por ello me he propuesto mostraros las diferentes mujeres de este siglo que podemos conocer leyendo las obras y artículos de Emilia Pardo Bazán. Ella fue una gran escritora decimonónica que supo plasmar, ya fuera en un ámbito teórico o en la ficción, las dificultades y las denuncias de las mujeres de su tiempo, abarcando temas como el matrimonio, la educación o el trabajo.

Emilia_Pardo_Bazan_(1896)

Emilia Pardo Bazán (La Coruña, 1851)

Los artículos: “La mujer española”

Se queja Doña Emilia, en su artículo “Contra la discriminación” (1911), de la reciente detención de una mujer por fumar en presencia de otros hombres, mostrando una total falta de decoro, equivalente a nuestro “iba provocando”. Por eso la autora, dando rienda suelta a su saludable ironía, denuncia el doble rasero utilizado al juzgar a hombres y a mujeres  “¿A título de qué, vamos a ver, una hembra audaz se permite lo que solo pertenece a su señor, dueño y cabeza, el hombre?”. Indignada por la hipocresía de la sociedad y sus ridículos argumentos, no le queda más que preguntarse, ¿a qué se debe esta desigualdad?

Será en “La mujer española” (1901) donde Emilia Pardo Bazán intente descifrar las causas de un comportamiento perpetuado siglo tras siglo que deja a las mujeres en un completo estado de inamovilidad. Encontró la respuesta en la imposición masculina que obliga a las mujeres a satisfacer un ideal anclado en el pasado. Además, la escasa educación que recibían las mujeres no hacía más que aumentar la brecha que separaba a los dos géneros. Mientras uno evoluciona la otra se queda atrás, dentro de una “campana de cristal de la ignorancia”. Para completar su visión de la mujer española, ella, tan pedagógica como era, estructuró en clases sociales su estudio. Pese a las diferencias obvias de cada estrato, todas tienen en común dos cosas: reciben una educación insuficiente y son juzgadas por la sociedad si no siguen sus dictados.

  • Las aristócratas son frívolas. Todas. O así nos lo quieren hacer ver. Desde la educación, que instruye en la ciencia de convertirse en objeto decorativo, hasta el teatro que las satiriza en busca de la risa fácil (nos suena a algunos medios de comunicación hoy, ¿verdad?) Pero ya se encarga Doña Emilia de poner en cuestión todos los prejuicios. Para empezar, los hombres tienen comportamientos frívolos que superan con creces los de sus esposas y nadie lo critica. Además, ¿por qué las culpabilizamos a ellas de desempeñar el papel al que las tienen relegadas? ¿Acaso pueden elegir?
  • A las mujeres de clase media no les va mucho mejor. Su único fin es casarse para que un marido las mantenga ya que está mal visto que trabajen. Desde la cuna están destinadas al matrimonio y no existen más que en función de los otros (marido, padre, hijos): el destino relativo. La educación las mantiene en una minoría de edad permanente.
  • El pueblo se nutre de mujeres trabajadoras y generosas. En su caso, la necesidad las obliga a la emancipación; ellas sí pueden salir de casa para trabajar en el campo porque es el sustento de la familia. Aquí no se cuestiona esa autonomía, no porque hayan elegido libremente, sino porque otros ya han decidido por ellas.
sufrag

Coetánea del movimiento sufragista (al que alude en varios de sus artículos), Emilia Pardo Bazán fue una firme defensora de los derechos de las mujeres.

La solterona

solteronLas ideas feministas de Pardo Bazán aparecerán en boca de Feíta Neira en Memorias de un solterón (1896). Esta novela se centra en las experiencias de un hombre soltero que vive en Marineda (La Coruña) y sus confesiones acerca del matrimonio y la vida en la ciudad. Tras unas cuantas páginas de reflexión sociológica, muy del gusto de Doña Emilia, el foco se centra en las hijas de su amigo, Rosa, Argos y Feíta (Fe) Neira. Las tres representan modelos muy diferentes de mujer, pero será Feíta la que más se aleje del rol tradicional y acabe despertando el interés del propio protagonista.

Como suele ocurrir en las novelas decimonónicas, el narrador es el que nos presenta a nuestra heroína; aquí, además, servirá para realizar un apunte/crítica sobre la educación que reciben las mujeres:

Su instrucción ha sido, como suele la de las personas de su sexo, confusa, precipitada, incoherente, y con lagunas y deficiencias donde debían existir ciertas nociones sin duda elementales.

Feíta es una solterona por elección que quiere trabajar para ser independiente. En varias ocasiones denuncia la dictadura de la apariencia física que sufren las mujeres:

Sí ya sé que estoy muy derrotada y muy fachosa. Pero me importa un pito. No me mire usted, o mire para el techo.

¿Qué obligación tenemos de recrearles a ustedes la vista? ¿Somos odaliscas, somos muebles decorativos, somos claveles en tiesto?

Es una clara defensora de la emancipación femenina. De hecho, su momento de mayor excitación se produce al recibir su primer sueldo:

Te he ganado yo, yo misma; no te he recibido de manos de ningún hombrón; no eres señal de mi esclavitud, ¡eres prenda de mi emancipación total y absoluta!

Ella representa el modelo de mujer nueva que defiende Doña Emilia y que entra en conflicto con la sociedad de su época, como se ve en los reproches de Mauro Pareja, el solterón. Fe es un personaje muy moderno, una luchadora, feminista e independiente que defiende la soltería como elección personal. Y es que, leyendo los artículos de Pardo Bazán o conociendo a sus personajes, nos damos cuenta de que sus ideas coinciden con muchos de nuestros planteamientos actuales. Sin olvidar que fue una mujer privilegiada, demostró que podía vivir y escribir sin un marido, a pesar de las constantes críticas. Sus personajes encierran muchas de sus reivindicaciones y se rebelan contra las normas; son tan modernos como ella. Sin embargo, no son estos personajes los que se suelen nombrar en la Historia de la Literatura. El reinado del silencio (si no se nombra no existe) ha llegado a su fin, amigxs. ADOPTA UNA AUTORAHA TOMADO EL MANDO.

 

Fuentes:

Pardo Bazán, Emilia, La mujer española y otros escritos (Ed. Guadalupe Gómez-Ferrer), Madrid, Cátedra, 1999.

Pardo Bazán, Emilia, Memorias de un solterón, Madrid, Cátedra, 2004.

*Esta entrada forma parte del proyecto “Adopta una autora” para la visibilización de las escritoras.


[Próxima entrada (marzo): Cómo ser mujer en el siglo XIX (2): Emilia Pardo Bazán contra la hipocresía | Insolación.]

Emilia Pardo Bazán y la novela negra.

cuentos epb

El género policíaco puede elegir descubrirnos el misterio a la vez que el detective, como si fuéramos la misma persona. Pero también nos va dejando pistas, detalles que hacen que nuestra cabeza esté continuamente buscando respuestas, atando cabos. Por eso la lectura de este tipo de novelas es tan estimulante y engancha desde la primera página. Nos mantiene activos, somos parte de la trama. Seguro que Emilia Pardo Bazán experimentaba esa misma sensación cuando leía las obras de Sir Arthur Conan Doyle, si bien criticaba su falta de realismo. Y dejándose llevar por la intriga, ella misma escribió varios relatos policíacos  como “Nube de paso”, “La gota de sangre”, “Presentido” o “En coche-cama”. Yo he elegido “La cana” como ejemplo de su incursión en el género ya que tiene todos los ingredientes indispensables. Comienza con un cambio de planes aparentemente inofensivo, un encuentro con un amigo del pasado, un personaje perturbador, una ciudad de calles estrechas, lluvia y una trampa, una coartada que debe mantenerse en secreto, un asesinato y un detalle mínimo pero esencial. El relato podría haber terminado con la resolución del crimen pero el desarrollo psicológico va un paso más allá cuando la autora describe la consecuencia que este episodio tendrá en la vida del protagonista. Una reflexión sobre la desconfianza y la dificultad de borrar las sospechas, el mal de la intolerancia, de las habladurías. Por lo tanto, Emilia Pardo Bazán, precursora de la novela negra, introduce ya otros matices que van más allá del misterio y que ya entran –de manera superficial- en temas sociales, reflejo de una época.

La trama es sencilla pero no hay que olvidar que estamos en el inicio de este género y todavía estaba en desarrollo. “La cana” y sus otros relatos policíacos son otro ejemplo más de la personalidad inconformista de Emilia Pardo Bazán, siempre explorando nuevas literaturas. Toda su obra es una explosión de arte y vivencias, por eso, me parecería una idea genial que hicieran un biopic de esta escritora. Si se lo curran un poquito podrían conseguir enganchar a nuevas generaciones de lectores, o al menos que perdieran el miedo a la literatura del siglo XIX.

9788415803065_L38_04_lEn mi caso, siempre reservo el verano para dedicarme a leer novela negra, ya que así disfruto de ellas sin tener que posponer la lectura, sin las interrupciones de otras épocas del año. En 2015, dentro de mi año leyendo mujeres (prolongado hasta nuevo aviso), dediqué el verano a ponerme al día con las novelas de Rosa Ribas. Por eso, mi recomendación veraniega es su trilogía, que por ahora cuenta con  Don de lenguas y  El gran frío (dentro de poco se publicará la tercera entrega), escrita a cuatro manos por Ribas y Sabine Hoffman. Unidas por su protagonista, una joven periodista que nos arrastrará en sus investigaciones para resolver un misterio y, al mismo tiempo, irá recomponiendo las piezas de la sociedad española de los años 50. Las dos novelas discurren en dos mundos paralelos: lo urbano y lo rural. Lo que ocultan los hombres y las mujeres que allí aparecen trasciende lo individual para situarse en un plan más abarcador, un retrato de los sentimientos que impulsan nuestra manera de enfrentarnos a la vida, los intereses que nos mueven y también nuestro modo de protegernos. Todo ello configura el mapa de una época, contado a través de historias que se cruzan, que se van revelando, desarrollando una trama que atrapa y remueve, porque nos abre también los ojos. Es el poder de la ficción.

Imágenes: Lumen, Siruela.

Emilia Pardo Bazán

“A las mujeres no nos permiten hablar de esto. Pero lo que no se dice, se piensa. Y no hay nada más peligroso que lo reprimido, lo oculto, lo que se queda dentro, pudriéndose.”

Insolación, Emilia Pardo Bazán.

A veces me pregunto si hablamos lo suficiente de ti, querida Emilia. Tú renovaste la literatura, concentraste la convulsión que fue el siglo XIX en tus obras; no solo España, sino también Europa resuena en cada ensayo, cada novela. Leerte es un ejercicio de admiración y reconocimiento porque tu palabra fue apertura, contradicción y cambio:

  • Abriste el camino de las mujeres escritoras frente el rechazo de la oposición masculina que te negó el lugar que te correspondía.
  • Nadaste entre dos aguas en tu literatura para que en ella pudieran tener acomodo todas las tendencias que iban naciendo en Europa y así enriquecer nuestra novela.
  • Tus viajes y tus lecturas te dieron una mirada nueva con la que cambiar la palabra áspera de algunos escritores estancados en sus convicciones, inamovibles, limitados y, pese a todo, a ellos se les premia y a ti se te aparta.
Emilia_Pardo_Bazan_(1896)

Emilia Pardo Bazán (La Coruña, 1851)

Lo cierto es que nadie la pudo frenar. Emilia Pardo Bazán siempre se mantuvo al tanto de lo que ocurría en Europa. Fue una escritora ecléctica cuya  inquietud intelectual se refleja en el viaje literario que es su obra: desde las corrientes del naturalismo y el determinismo así como el realismo decimonónico de Los pazos de Ulloa, La madre naturaleza o La tribuna (y sus reflexiones en “La cuestión palpitante”), al feminismo en su defensa del derecho de la mujer a la educación (“La mujer española”) y a la libertad amorosa en Insolación, sin olvidar La Quimera,  donde recoge la tendencia espiritualista finisecular y la renovación de la novela que llegaba de Europa. Otro claro ejemplo de la versatilidad literaria de Doña Emilia lo encontramos en sus cuentos, ya que abarcan todas las temáticas: amor, misterio, fantasía, cuentos populares, religiosos, rurales, de carnaval, o psicológicos. Además, esa escritura innovadora y arriesgada la llevará a ser la precursora de uno de mis géneros literarios preferidos. Pero de eso hablaremos otro día…en la sección #lecturas.

cartel_insolacion_big

En 2015, se pudo ver sobre las tablas esta estupenda adaptación de su novela Insolación, cuyas reivindicaciones feministas siguen siendo válidas hoy.