Chimamanda Ngozi Adichie

To choose to write is to reject silence, Chimamanda Ngozi Adichie.


chimamanda

Chimamanda Ngozi Aichie, Enugu, Nigeria (1977)

El mundo debería estar lleno de Chimamandas. De hecho, puede que ya lo esté. Hay mujeres en todos los países escribiendo sobre sus pueblos, sobre otras mujeres, sobre la injusticia. Si alguien no lo puede asegurar es porque hace falta cavar muy hondo para sacar estos relatos del olvido asegurado. Aunque Chimamanda es una voz actual, reconocida en todos los rincones, todavía tendría que hablarse más de ella, tenerla más presente, acudir a sus reflexiones más a menudo. Ya sé que en Suecia se lee su ensayo (Todos deberíamos ser feministas) en los institutos, pero ¿qué pasa en el resto de países? Ella está llena de vitalidad y de sabiduría; es una revolución contra la historia única, contra la desigualdad.

“Yo amaba los libros ingleses y estadounidenses que leía, avivaron mi imaginación y me abrieron nuevos mundos; pero la consecuencia involuntaria fue que no sabía que personas como yo podían existir en la literatura.”

Leer literatura nigeriana la impulsó a escribir novelas con personajes próximos a su realidad y de ahí nació La flor púrpura. Esta novela tiene como protagonista a una niña, una superviviente de la dictadura que ejerce su padre en el hogar. Kambili debe enfrentarse a la tiranía del hombre y de la sociedad opresora en la que vive; una sociedad fanática que busca la virtud en comportamientos sumisos. Ella se niega a encerrar su personalidad y toda esa rebeldía será reprimida con violencia. Y la violencia significa la tortura de una madre y sus hijos, la consecuencia de la educación inculcada al padre en su juventud. Chimamanda nos sorprende con un relato excepcional del sufrimiento con escenas muy duras que harán brotar una rabia contenida desde hace demasiado tiempo. Nadie se acostumbra a las injusticias y de ese inconformismo surgen historias como las contadas por Chimamanda: para hacer escuela, para revocar los tratados del patriarcado, para impulsar la literatura escrita por mujeres y liberarla de los grilletes de un canon rancio, anacrónico, que habla de una realidad que nunca existió. Las mujeres no se reflejan en el espejo que han escrito los hombres sino en el de ellas mismas, en el de otras hermanas, de otras épocas, otras culturas, las que escribieron antes  y nos abrieron los ojos.

Pero esta no es la única historia que tiene que contarnos; respondiendo al “equilibrio de historias” ha publicado:

La flor púrpura (Purple Hibiscus, 2003). Barcelona: Grijalbo, 2004 (Edición de Bolsillo, Barcelona: Debolsillo, 2005).

Medio sol amarillo (Half of a Yellow Sun, 2006). Barcelona: Mondadori, 2007.

Algo alrededor de tu cuello (The Thing Around Your Neck, 2009). Barcelona: Mondadori, 2010.

Americanah, 2013; traducción de Carlos Milla Soler, Literatura Random House, 2014

Emilia Pardo Bazán

“A las mujeres no nos permiten hablar de esto. Pero lo que no se dice, se piensa. Y no hay nada más peligroso que lo reprimido, lo oculto, lo que se queda dentro, pudriéndose.”

Insolación, Emilia Pardo Bazán.

A veces me pregunto si hablamos lo suficiente de ti, querida Emilia. Tú renovaste la literatura, concentraste la convulsión que fue el siglo XIX en tus obras; no solo España, sino también Europa resuena en cada ensayo, cada novela. Leerte es un ejercicio de admiración y reconocimiento porque tu palabra fue apertura, contradicción y cambio:

  • Abriste el camino de las mujeres escritoras frente el rechazo de la oposición masculina que te negó el lugar que te correspondía.
  • Nadaste entre dos aguas en tu literatura para que en ella pudieran tener acomodo todas las tendencias que iban naciendo en Europa y así enriquecer nuestra novela.
  • Tus viajes y tus lecturas te dieron una mirada nueva con la que cambiar la palabra áspera de algunos escritores estancados en sus convicciones, inamovibles, limitados y, pese a todo, a ellos se les premia y a ti se te aparta.
Emilia_Pardo_Bazan_(1896)

Emilia Pardo Bazán (La Coruña, 1851)

Lo cierto es que nadie la pudo frenar. Emilia Pardo Bazán siempre se mantuvo al tanto de lo que ocurría en Europa. Fue una escritora ecléctica cuya  inquietud intelectual se refleja en el viaje literario que es su obra: desde las corrientes del naturalismo y el determinismo así como el realismo decimonónico de Los pazos de Ulloa, La madre naturaleza o La tribuna (y sus reflexiones en “La cuestión palpitante”), al feminismo en su defensa del derecho de la mujer a la educación (“La mujer española”) y a la libertad amorosa en Insolación, sin olvidar La Quimera,  donde recoge la tendencia espiritualista finisecular y la renovación de la novela que llegaba de Europa. Otro claro ejemplo de la versatilidad literaria de Doña Emilia lo encontramos en sus cuentos, ya que abarcan todas las temáticas: amor, misterio, fantasía, cuentos populares, religiosos, rurales, de carnaval, o psicológicos. Además, esa escritura innovadora y arriesgada la llevará a ser la precursora de uno de mis géneros literarios preferidos. Pero de eso hablaremos otro día…en la sección #lecturas.

cartel_insolacion_big

En 2015, se pudo ver sobre las tablas esta estupenda adaptación de su novela Insolación, cuyas reivindicaciones feministas siguen siendo válidas hoy.

 

Escritoras de relatos.

Si queremos saber qué se cuece en el panorama literario anglosajón, hay que leer la genial selección de relatos de El libro de los otros, editado por Zadie Smith. Todas las escritoras que en él aparecen ofrecen nuevos puntos de vista, así como una renovación de las técnicas narrativas muy interesante. Merece la pena no perderles la pista. Los siguientes datos aparecen en la edición antes citada y, además, cuentan con alguna actualización que he añadido. Ellas son:

ZZ Packer es autora de Drinking Coffee Elsewhere, que fue finalista del PEN/Faulkner Award y figuró entre los Libros Notables del New York Times. Licenciada en Yale, recibió la beca Wallace Stegner-Truman Capote en la Universidad de Stanford. Vive en la zona de la bahía de San Francisco, ciudad en la que ejerce como profesora de Escritura creativa.

zz_packer_rose lincoln_harvard staff photographer

Z Z Packer, Rose Lincoln/Harvard Staff Photographer

Zadie Smith nació en el noroeste de Londres en 1975. Es autora de Dientes blancos, El cazador de autógrafos, Sobre la belleza, Changing my mind y NW Londres.

Heidi Julavits es autora de tres novelas, The Mineral Palace, The Uses of Enchantment y The Vanishers. Recientemente ha coeditado Women in Clothes. Es editora fundadora de la revista The Believer y le han otorgado una beca Guggenheim, Vive en Nueva York y Maine. En 2015 publicó The Folded Clock: A Diary.

Vendela Vida es autora de dos novelas, Let the Norther Lights Erase Your Name y And now you can go. Su primer libro, Girls on the Verge, fue un estudio periodístico sobre los rituales de iniciación femenina en América. Es coeditora de la revista The Believer, editora de The Believer Book of Writers Talking to Writers y miembro de la junta fundadora y profesora en 826 Valencia. Vive en el norte de California. Su libro más reciente es The Diver’s Clothes Lie Empty, publicado en 2015.

Vendela-Vida_Ulf Andersen_Getty Images

Vendela Vida, Ulf Andersen/Getty Images.

Miranda July es realizadora, artista interpretativa y escritora. Entre sus trabajos destaca su colección de relatos breves Nadie es más de aquí que tú y, más recientemente, El primer hombre malo (2015). También es directora y guionista de Tú, yo y todos los demás (2005) y El futuro (2011). Vive en Los Ángeles.

A M Homes: autora del aclamado libro de memorias La hija de la amante y las novelas Este libro te salvará la vida, Música para corazones incendiados, El fin de Alice, In a country of Mothers y Jack, así como las colecciones de relatos Cosas que debes saber y The Safety of Objetcs, el libro de viajes Los Angeles: People, Places and The Castle on the Hill, y el libro de artista Appendix A:. Su última novela, May We Be Forgiven, fue publicada en 2012.